SUS BENEFICIOS LLENAN LAS CAJAS

Queremos hacerles llegar mediante la presente nuestra inquietud por la deriva de la empresa en las últimas semanas y por la manera en que se empeña en hacer un mal uso de la seguridad como argumento para sancionar y no como un objetivo a cumplir.

A todas/os nos consta que la seguridad en Tepsa hace mucho tiempo que está herida, y de seguir así será herida de muerte, y el motivo no es otro que las actuaciones en algunos casos, o la falta de ellas en otros, de la propia empresa, valgan algunos ejemplos de los muchos que pueden darse.

Externalización indiscriminada, aplicación y seguimiento nulo por parte de la empresa de las medidas preventivas y correctoras tras la Evaluación de Psicosociales en su día realizada por requerimiento de los Delegados de Prevención, formación anual en seguridad que ha degenerado en un puro trámite online con el único objetivo de que el trabajador/a firme conforme se ha realizado.

Incidentes en los últimos tiempos, derivados de la gestión de la seguridad realizada por la empresa y no de la actuación de su personal, que entendemos de alta gravedad: conato de incendio en toperas de Ben 1, conato de incendio en el nudo de CLH, fugas de ácido fosfórico en nueva instalación en atraque 32D, fugas de ácido sulfúrico en válvulas del rack del cubeto, fugas varias y repetitivas en el tiempo de EDC en cubetos, o una de las más recientes fuga de aceite en instalación nueva foso de bombas en Ben 3.

No nos consta que dichos incidentes hayan sido investigados, ni registrados, y desconocemos las acciones que sobre ellos se han tomado, si es que se ha tomado alguna.

Sin embargo en otras situaciones anteriores, tres de ellas en las últimas semanas, y en base a una mal nombrada seguridad, la empresa sí ha actuado sobre compañeros de Planta mediante lo único que parece conoce: el miedo, la coacción, la sanción.

Hace pocos meses estas mismas personas formaban parte de la “familia de Tepsa” y se les agradecía junto al resto del personal de Operaciones su esfuerzo, su implicación en materia de seguridad, su entrega, su trabajo … Ahora ya no, ahora manipulando la seguridad y los hechos, se sanciona de manera injusta a dos de ellos, mientras otro compañero sigue pendiente de un procedimiento sumario. Conociendo el historial de la empresa a ninguno/a se nos escapa el verdadero motivo de este procedimiento sumario que no es otro que su actividad sindical, pasada y presente, como Delegado y como miembro de esta Sección.

La situación en la que nos encontramos actualmente es muy negativa y no podemos más que decir que está siendo la empresa la causante de la misma. El personal de Terminal, tanto Administración como Operaciones, sufre una sobrecarga de trabajo evidente que repercute en un nivel de estrés cada vez más elevado, la presión, la coacción, el miedo … que la empresa parece ver como sus aliados llevan irremediablemente al desanimo y la ansiedad. Todo ello en una empresa como la nuestra, de alto riesgo, y sumado al ritmo frenético y a la sobrecarga de trabajo por falta de personal que venimos soportando desde hace años.

Se suma además a empeorar lo anterior el nivel tan alto de subcontratación y externalización que estamos sufriendo puesto que, por mucho que a la empresa no le interese verlo, la calidad en el trabajo por este motivo ha disminuido y la presión sobre el personal propio ha aumentado. Baste solo recordar los recientes incidentes anteriormente citados.

Es por todos/as sabido que para alcanzar un nivel competente de seguridad, calidad, y de servicio al cliente y a la sociedad, las empresas deben disponer de personal propio, utilizando la subcontratación para momentos puntuales de trabajos muy específicos. Personal propio con una formación de calidad que conozca las instalaciones y bien preparado para afrontar cualquier emergencia, caso al que ahora mismo dudamos que se pueda hacer frente ya no solo con el escaso personal que se cuenta a diario si no con la falta de preparación y el desconocimiento de las instalaciones y productos con los que tratamos de todo el personal externo que transita por la Terminal.

Solicitamos recapaciten, las campañas de marketing, las pantallas con mensajes de seguridad, los escritos de filosofía positiva están siendo solo actos vacíos al no venir acompañadas de acciones de seguridad real por parte de la empresa y del respeto a los derechos de los/las trabajadoras y a su actividad sindical. El negarse a ver con “argumentos” que rozan el infantilismo la sobrecarga de trabajo a la que llevamos años sometidos/as, el achacar todos los fallos de seguridad “a los de abajo”, el utilizar la seguridad como arma arrojadiza contra la plantilla sumado a las actuaciones de la empresa en estas últimas semanas nos está llevando a una situación insostenible.

Comunicado de la Sección Sindical