SOBRE LA LIBERALIZACIÓN DEL TRÁFICO INTERIOR

Facebooktwitterrss

En la última reunión de la Plataforma en Defensa del Tráfico Interior (Remolque, Amarre, etc.), realizada en Barcelona este Enero pasado, se tomaron una serie de acuerdos y un plan de trabajo, para entre otras cosas defender las condiciones de trabajo y los derechos de las tripulaciones del sector, en oposición a la pretensión de permitir el acceso de banderas de otros países en las embarcaciones y buques del tráfico interior. Algo que la legislación vigente no contempla, y que en caso de producirse abriría las puertas, a que se pudiera trabajar en condiciones muy por debajo de las de nuestro país, precarizando aún más los puestos de trabajo y reduciendo los estándares de seguridad.

Esto venía a cuento del “REGLAMENTO (UE) 2017/352 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 15 de febrero de 2017 por el que se crea un marco para la prestación de servicios portuarios y se adoptan normas comunes sobre la transparencia financiera de los puertos” y del informe de la CNMC que abogaba por no recurrir a la posibilidad que otorgaba dicho reglamento, de reservar para dichas actividades, el uso de la bandera del país, en supuesto beneficio de la “competencia”.
Con la advertencia de un posible conflicto que pudiera paralizar los puertos, nos hemos dirigido a las diversas Administraciones, enviando escritos al Ministerio de Fomento y a Puertos del Estado, tanto en nombre de la Plataforma, como en el de CGT Mar y Puertos, dado nuestro
carácter de representativos en el sector (único argumento legal valido para exigir estar en los diferentes foros del sector).

Con Puertos del Estado nos encontramos, que a raíz de la polvareda levantada, se había creado una comisión de trabajo para elaborar unos modelos de Pliegos de Prescripciones Técnicas para el Servicio de Remolque, ello realizado sin contar ni con CGT, ni con nadie de la Plataforma. De estas conversaciones obtenemos dichos borradores, y nos comprometemos a enviar nuestras alegaciones para mantener una reunión de trabajo sobre dichos modelos. Recogiendo las aportaciones recibidas de los integrantes de la Plataforma, la presentación ya se ha
realizado, y hoy ya tenemos fecha y hora para la reunión con Puertos del Estado, el próximo lunes 25, a las 12h30m.

Si bien esta reunión es propiciada por el derecho inicial de CGT a estar también en esa Comisión de Trabajo y de tener que ser consultada antes estos y otros temas, y a pesar de que en ningún caso se habló o planteó nada sobre las PPT en la reunión de la Plataforma, CGT mantiene su
compromiso, como siempre ha sido, de que es la Plataforma, en voz de los Coordinadores elegidos, quien va a asistir a dicha reunión. Tal como quedamos para otros encuentros.

Por otro lado, hemos mantenido contactos con el Ministerio de Fomento e igual que Puertos del Estado, respecto a la bandera, nos han remitido a la Dirección General de la Marina Mercante. En conversación mantenida con el Director General, este nos confirma que el ente que él dirige, ya ha realizado la comunicación a Bruselas, respecto a que España se acogía al derecho de reserva del pabellón, según recoge el Reglamento de referencia, y ello motivado por las razones de protección de las condiciones de trabajo y derechos.
Estamos por tanto ante un escenario distinto de cuando mantuvimos el encuentro en Barcelona. Si bien es cierto que ni esta todo arreglado, ni podemos bajar la guardia, el desencadenante prioritario del actual conflicto, eran las incertidumbres sobre la posibilidad de que las empresas pudieran utilizar buques con banderas de conveniencia en el tráfico interior de puertos, y aplicar las condiciones de trabajo de dichos pabellones, peligro que hoy por hoy parece desactivado.
Desde CGT Mar y Puertos quedamos a expensas de los que digan los integrantes de la plataforma, y en todo caso lo que acuerden las asambleas informativos de cada puerto.

También queremos manifestar, que CGT ni se otorga ni se ha otorgado protagonismo alguno, ha realizado el trabajo encomendado, y es todo caso voz de su afiliación, y del colectivo de trabajadores del sector.

Nos hemos abstenido de atribuirnos públicamente mérito alguno, ni lo haremos. Entendiendo que compartimos con las personas y organizaciones que formamos la Plataforma, tarea y responsabilidad.

Otros ya se han manifestado como artífices de lo conseguido, pues nuestras felicitaciones.