LA ROTURA DEL “CABLE DE TARIFA” VIERTE 29.000 LITROS DE LÍQUIDO “TÓXICO”


Ecologistas en Acción asegura que las administraciones “han ocultado a la opinión pública” que la interconexión eléctrica entre España y Marruecos lleva rota más de seis meses y que lo denunciará ante la Uneco


Agaden-Ecologistas en Acción ha asegurado que Red Eléctrica Española y las administraciones como Ayuntamiento de Tarifa (Cádiz), Dirección del Parque Natural del Estrecho, Delegación Territorial de Medio Ambiente y Capitanía Marítima “han ocultado a la opinión pública la segunda rotura del cable de Tarifa ocurrida el 16 de septiembre del 2018”. Así, ha anunciado que denunciará los hechos ante la Unesco por tratarse de una reserva de la biosfera.

El conocido popularmente como el “cable de Tarifa” nació al calor de una intensa polémica que llegó a dividir a la población entre partidarios y detractores. Años después, el tendido submarino quedó acompañado por un segundo trazado paralelo que duplicó la conexión de intercambio energético con el país vecino y que, en contraposición, apenas encontró contestación social.


En una nota, ha explicado que la rotura se produjo el 16 de septiembre de 2018, por lo que Agaden-Ecologistas en Acción solicitó información a mediados de noviembre, recibiendo respuesta el pasado 22 de marzo.


En este sentido, ha indicado que la rotura se ha localizado a 9,2 kilómetros de la costa de Marruecos y a unos 480 metros de profundidad, que según consta en el informe se ha debido a causas externas. Admeás, ha señalado que se han vertido a la reserva de la biosfera la cantidad de 29.000 litros de líquido refrigerante.

“Como siempre suele ocurrir en estos casos, la administración y empresa quita importancia a este grave hecho y minimiza los daños, llegando a decir que el fluido aislante no ha tenido afección al medio”; ha afirmado Agaden-Ecologistas en Acción, que ha asegurado que el refrigerante “está catalogado como frase de riesgo entre R 21 y R 22 que es tóxico al ingerirlo y también perjudicial al contacto con la piel”.

Así, ha criticado que “se oculta información grave a lo que los ciudadanos tienen derecho a estar informados”, así como que “la rotura del cable ha tenido lugar en dos ocasiones durante los dos últimos años, por lo que es señal que algo falla en los sistemas y además, se han vuelto a verter al Estrecho líquidos contaminantes en una cantidad considerable”.

Ha anunciado que “ante esta repetición de negativos incidentes con la reserva de la biosfera”, van a poner en conocimiento de la Unesco estos hechos para que realice una investigación sobre lo acaecido.

FUENTE:AQUÍ