LA AMENAZA DE LA ENTRADA DE BANDERAS DE CONVENIENCIA EN LOS PUERTOS Y LAS MANIOBRAS DE LOS SINDICATOS MAYORITARIOS

Facebooktwitterrss

Como se ha ido informando, recientemente nos reunimos compañeros de una gran parte de puertos del Estado Español, contando con la presencia de las organizaciones sindicales OTEP, SITRAMAR, COORDINADORA, CIG, USO, SAME, CNT, y CGT. El motivo, la preocupación de que nuestro Gobierno permita que puedan trabajar embarcaciones registrados en otros países, es decir, con la bandera del mismo, lo que conlleva que dichas embarcaciones y/o buques se rigen por la normativa y legislación del país de origen.

En la Plataforma también tratamos algunas de las situaciones preocupantes que se están produciendo en el sector, incumpliéndose la legislación laboral, especialmente en cuanto a las jornadas de trabajo y descanso, y ello sin necesidad que vengan banderas de conveniencia.

Ante estas situaciones, hemos sido los sindicatos a quienes llaman “minoritarios” los que hemos plantado cara, por la vía sindical y por la jurídica, habiendo obtenido la CGT en esa línea 2 sentencias, una en el Tribunal Supremo, y otra más reciente en el Tribunal Superior de Justicia de Valencia, que apuntalan la actual regulación laboral y vienen a poner un cierto orden en el desaguisado que nos han dejado “los mayoritarios”.

La Plataforma en Defensa del Tráfico Interior de Puertos, engloba sin exagerar, más del 80% en cuanto a representatividad sindical, y mucho más en cuanto a las personas trabajadoras del sector que se sienten vinculadas y representadas, tanto en el modo de trabajar como en lo que se exige desde la misma.

Curiosamente, cuando nos movilizamos, nos ponemos en alerta y nos preparamos para defender nuestros derechos como profesionales y trabajadoras, los “mayoritarios” aparecen en escena para decirnos que todo está arreglado “gracias a ellos”, y que tranquilos, que nadie se mueva.

La verdad, es que nos gustaría creerlos, vamos, que dirán que tenemos ganas de bronca gratuita e innecesaria, o que queremos generar un conflicto donde no lo hay. La realidad que compartimos es que el riesgo de pérdida de derechos laborales es cierto y preocupante, y que hasta ahora poco o nada se ha hecho por parte de quien tiene la obligación de velar por el interés general.

Es más, quienes nos dicen “que nos preocupemos” son los que han sido cómplices de la debacle en Marina Mercante, son los que permiten la contratación  de personal en condiciones de semi-esclavitud, y sin ir tan lejos, son los responsables de la pérdida de derechos adquiridos como la antigüedad, o de favorecer las dobles escalas salariales en convenios que ellos promueven y firman.

Resulta curioso que estos “sindicatos mayoritarios” que además poco o nada hacen para defender la legalidad vigente, y nuestros derechos, ahora se autoproclamen nuestros salvadores.

A estas alturas, resulta inverosímil, que nos quieran hacer creer que la solución, es una comisión de trabajo con Puertos del Estado, donde además ha sido excluida la mayoría de los representantes de las personas que trabajan en el sector afectado.

Elaborar modelos de pliegos de condiciones para que se recoja la reserva de bandera y la protección de nuestros derechos, nos resulta poco valido, sobre todo si vemos el efecto que tienen las actuales clausulas parecidas existentes en los pliegos actuales, y el “esfuerzo realizado” por las distintas Autoridades Portuarias para instar su cumplimiento.

La Plataforma exige, y CGT lo comparte, que sin más demora, debe ser el Gobierno de la Nación, a través del Ministerio de Fomento, el que traslade a Bruselas, y de manera firme, que nuestro País no permitirá operar en nuestros puertos, embarcaciones / buques dedicados al Tráfico Interior (Remolque, Amarre, etc), con banderas distintas a las del primer registro de España. Sobran las razones para ello, por mucho que diga la CNMC.

También reivindicamos, de nuestra Administración, de Autoridades Portuarias, del propio Ministerio que vele y exija que se respete la legislación laboral vigente.

Desde CGT les hemos dado suficientes herramientas con las 2 sentencias nombradas, si no bastaba para ello el Estatuto de los Trabajadores o el RD 1561/1995 sobre jornadas de trabajo, por poner unos ejemplos.

No queremos conflicto, ni nosotros ni nadie de la plataforma, pero desde luego no vamos a permitir que de nuevo los tahúres arrebaten derechos.

CGT estará y apoyará lo que diga la Plataforma, y a pesar de lo que digan “los mayoritarios” vamos a afilar nuestras herramientas, y a poner en marcha las medidas necesarias para asegurar que lo que demandamos sea cierto.

Y la Administración, Puertos del Estado y Ministerio, lo primero que deben hacer es interlocutar con quien deben hacerlo, y dejar de dar voz a quien solo se representa a ellos mismos y a sus intereses.

Salud

Secretariado Permanente de CGT Mar y Puertos